Todos hemos pasado por la experiencia que la cañería de la cocina o del baño se ha tapado o ha sufrido de alguna obstrucción. Debido a ello hemos tenido que llamar a un plomero quien en ocasiones nos ha cobrado una suma considerable de dinero por arreglar algo sencillo que nosotros mismos lo hubiéramos podido arreglar.  Por ello, les presentamos algunos trucos caseros de plomería que les pueden ahorra tiempo y dinero.

Truco casero #1: Cañerías del fregadero despejadas

Se debe echar regularmente una taza de vinagre o de sal y otra de bicarbonato de sodio en una proporción de una taza por cada dos litros de agua hirviendo.


Truco casero #2: 
Grifo que gotea
Si el grifo gotea y en ese momento no puedes repararlo, existe un truco casero que elimina ese sonido tan indeseable sobre todo en la noche. Se debe atar un cordel que vaya desde la boca del grifo hasta el desagüe. De esta forma no oirás el molesto ruido de las gotas, ya que el agua se deslizará en silencio por el cordel.

Truco casero #3: 
Grifos fáciles de poner y quitar

Si se va a colocar un grifo nuevo, un truco casero infalible consiste en untar las tuercas con un poco de vaselina lo que hace que resulte más fácil enroscarlos.

Truco casero #4: 
Quitar y reponer la silicona en la bañera

Para evitar problema defiltraciones, se debe reparar el sellado de silicona de la bañera todos los años. Para ello, se debe quitar el anterior sellado con éter o petróleo y rasparlo con una cuchilla afilada hasta que se desprenda por completo. Luego, se friega la zona, se deja secar y se vuelve a dar la capa nueva de silicona.

Fuente: http://www.trucos-hogar.com/trucosplomeria.html